Font size bigger Font size smaller

Andrew Parsons, presidente del IPC, insta a USTA a reconsiderar la situación

Organizadores del US Open anunciaron que la edición de este año no incluirá evento de tenis en silla de ruedas 18 Jun 2020
Imagen
IPC Agitos new logo
ⒸIPC
By IPC

Andrew Parsons, presidente del Comité Paralímpico Internacional (IPC), ha instado a la Asociación de Tenis de los Estados Unidos (USTA) a que reconsidere su decisión de no incluir el tenis en silla de ruedas en la edición de este año del US Open, prevista del 31 de agosto al 13 de septiembre.

Parsons, en un comunicado, dijo: "El Comité Paralímpico Internacional (IPC) está decepcionado por la decisión del US Open de no incluir el tenis en silla de ruedas en el evento de este septiembre, una decisión que ha dejado a mucha de la comunidad de atletas justamente molesta y enojada. Instamos a los organizadores a que reconsideren esta decisión que podría deshacer años de gran trabajo para promover y mostrar el deporte del tenis en silla de ruedas".

"Apreciamos que la pandemia de COVID-19 ha planteado múltiples desafíos a los organizadores de eventos deportivos de todo el mundo, pero dichos desafíos no deben utilizarse como excusa para discriminar a un grupo de jugadores y no ofrecer una competencia inclusiva para todos".

"En los últimos años se ha avanzado mucho en el tenis en silla de ruedas y en la promoción de la inclusión, sobre todo por parte de la USTA y del US Open. Sin embargo, así como no podemos tener una situación en la que se prohíba a los atletas participar en eventos deportivos por motivos de raza, género, nacionalidad o sexualidad, no se les debe impedir que compitan porque jueguen en una silla de ruedas".

"Agradezco que la Federación Internacional de Tenis (ITF) esté hablando con los organizadores de los eventos para tratar de encontrar una solución que garantice que los jugadores de tenis en silla de ruedas puedan competir con seguridad en el US Open".

Chelsey Gotell, presidenta del Consejo de Atletas del IPC, añadió: "Después de décadas de progreso en el tenis en silla de ruedas, esto se siente como un paso atrás. Apreciamos plenamente que ahora mismo es una tarea difícil de llevar a cabo en cualquier evento deportivo. La seguridad de los atletas también es nuestra prioridad número uno, pero si se pueden organizar con seguridad torneos para hombres y mujeres, entonces se pueden organizar para los atletas en silla de ruedas que también quieran competir".

"También estoy decepcionada por la falta de consulta aquí. Ha sido un año increíblemente difícil para los Para atletas, muchos de los cuales obtienen un modesto ingreso del deporte. Tomar decisiones que impactan directamente en su bienestar y no comunicarse con ellos parece equivocado. Espero que la USTA rectifique esto e incluya a los atletas en todas las discusiones futuras".