Font size bigger Font size smaller

Escucha mi voz: Edenia García habla sobre ser una mujer LGBTQIA+ con discapacidad

Edenia García, campeona mundial de natación y medallista Paralímpica, se abre sobre su experiencia 30 Jun 2020
By Edenia Garcia

Durante muchos años seguí el mes del Orgullo LGBTQIA+ por los medios sociales y la TV. Siempre quise estar en el Desfile del Orgullo en Sao Paulo - que es uno de los más grandes del mundo -, pero nunca se lo mencioné a nadie. Era un tema íntimo y no sentía que estaba en el momento de abrazar mi verdadero yo todavía.

Cuando me mudé a Sao Paulo, recuerdo que nunca tuve un día libre el día del desfile. Siempre estaba compitiendo o entrenando, y terminaba dejándolo para el año siguiente.

En 2020, el Desfile del Orgullo de Sao Paulo se llevó a cabo en línea debido a la pandemia COVID-19. En cierto modo, lo hizo más accesible a muchas personas que viven lejos, como yo, o que no sienten que están listos para unirse todavía. No significa que el desfile sea sólo para la comunidad LGBTQIA+. Al contrario, es para todos.

Siempre me gusta hablar de este momento de mi vida, porque representa mucho saber que otras personas se resistieron, e incluso perdieron la vida, para abrir caminos para que hoy yo pudiera existir.

Mis primeras impresiones sobre la representatividad vinieron de ver a las actrices dando voz a mucha gente, a través de sus personajes. Luego seguí el activismo de [la ganadora del Premio Nobel de la Paz] Malala Yousafzai, y de atletas como [la tenista] Serena Williams y [la futbolista] Megan Rapinoe. ¡Estas mujeres me empujaron hacia adelante!

Muchas veces pensé en cómo posicionarme. Pasé incontables horas pensando en diferentes temas, como los derechos de la comunidad LGBTQIA+, el feminismo, el género, el racismo, la política, los derechos de las personas con discapacidad, y tantos otros que están presentes en nuestra sociedad.

Yo venía de la periferia del noreste de Brasil. Vi cómo la desigualdad social destruye las oportunidades de millones de personas y no pude cerrar los ojos ante lo que sucede a mi alrededor. Tener esta actitud me hizo cambiar y tratar de dar voz a otras personas. Quería hacer algo más que entrenar y ganar medallas.

Fue en los Juegos Parapanamericanos Lima 2019 que hice pública mi orientación sexual. Fue en una entrevista [en portugués] con el periodista Joao Prata sobre la importancia de dar voz y ser tolerante con los demás. 

Desde ese día, he recibido mucho afecto de varias personas y también he recibido mensajes de chicas sobre lo difícil que es para ellas hablar con su familia sobre su orientación sexual. Todas estas cosas sólo han reforzado para mí el poder de la representación.

Ser lesbiana y persona con discapacidad es un doble desafío, ya que llevas el estigma de ser invisible. Mucha gente piensa que una mujer con discapacidad no tiene una vida sexual activa, y mucho menos que esta mujer puede tener muchas orientaciones sexuales. Por lo tanto, ella sólo es vista como un cuerpo limitado - ¡lo cual no es cierto!

Llevar esta realidad al Para deporte hace que esto sea aún más desafiante. No se puede negar que el deporte sigue siendo un ambiente predominantemente masculino, así que tuve que protegerme de un repertorio de chistes y pistas. Hoy, he reprendido cualquier tipo de comentario sin sentido. Utilizo la información para luchar contra la ignorancia.

En las entrevistas y charlas en las que participo, siempre me preguntan qué sería necesario para que más atletas se posicionen y cómo puede ayudar la comunidad deportiva. Siempre respondo que sería increíble tener foros dentro de los clubes y organizaciones deportivas para abrir diálogos sobre temas sociales.

El deporte es un agente transformador y nosotros, los atletas, podemos ser una parte fundamental del cambio social.