Beijing 2022
Paralympic Winter Games
04 - 13 March

Esquiador Para alpino Hilmar Orvarsson marca camino de Islandia en Juegos de Invierno

Especialista en slalom está en plena forma para lograr hito nacional en Beijing 2022 05 Mar 2021
Imagen
Male alpine skier with left leg impairment competes in slalom
El islandés Hilmar Orvarsson debutó en los Juegos Paralímpicos PyeongChang 2018 con 17 años
ⒸGetty Images
By Lena Smirnova | For the IPC

Hace tres años, en los Juegos Paralímpicos PyeongChang 2018, cuando el esquiador Para alpino Hilmar Orvarsson no estaba esquiando, pasaba gran parte del tiempo respondiendo mensajes de los simpatizantes.

Como único atleta de Islandia, país con poco más de 350.000 habitantes, y abanderado del país en las ceremonias de apertura y clausura, era natural que Orvarsson fuera el centro de atención en sus primeros Juegos Paralímpicos.

“Fue un honor”, dijo el atleta. “Era casi como un trabajo a tiempo completo respondiendo a los mensajes. Recibí mucha atención y fue divertido”.

La atención fue aún mayor por el hecho de que Islandia, a pesar de su clima nórdico, aún no ha ganado medallas en los Juegos Paralímpicos u Olímpicos de Invierno.

Orvarsson, un esquiador hábil y decidido, podría ser el que cambie esa situación.

Hilmar Orvarsson finished third in the men's slalom standing at the Prato Nevoso 2020 World Cup

 

Vientos y golpes

De niño, Orvarsson hizo viajes de esquí con su familia a Francia y Austria. En 2008 le diagnosticaron un cáncer de hueso y poco después se sometió a una intervención quirúrgica llamada rotaplastía, en la que le extirparon la rodilla izquierda y le rotaron y volvieron a unir el tobillo.

Desde entonces tuvo que volver a aprender el deporte, esta vez sobre un solo esquí.

“No tenía equilibrio”, dijo Orvarsson sobre sus primeros intentos al esquiar. “Al principio era difícil, pero cuando te acostumbras, no sabes cómo esquiar con las dos piernas si tuvieras que hacerlo”.

 

Orvarsson es el único esquiador Para alpino competitivo de Islandia y ahora se entrena en el club de esquí Vikingur junto con otros 20 atletas sin discapacidad. Johann Thor Holmgrimsson y Erna Fridriksdottir, los otros esquiadores Para alpinos del país que compitieron en carreras sentadas en los Juegos Paralímpicos de Invierno Sochi 2014, se han retirado.

Cuando se trata de entrenar, Islandia es un paraíso para los que les gustan los trayectos cortos, el viaje al centro de esquí de Blafjoll dura 30 minutos desde Reikiavik, la capital, y las temperaturas suaves.

Pero los fuertes vientos pueden estropear a menudo los planes de esquí más perfectos.

Hay muchos días en los que Orvarsson no puede esquiar porque los vientos en Blafjoll son demasiado fuertes. Los vientos que alcanzan velocidades de 54 km/h son habituales, así que cuando el tiempo acompaña, Orvarsson aprovecha cualquier oportunidad para entrenar.

“[Estoy en el centro de esquí] siempre que está abierto. El viento aquí es tan fuerte que tengo que ir a entrenar cuando puedo”, dice Orvarsson. “Ocurre todo el tiempo porque somos una isla y estamos cerca del mar”.

Aunque no le entusiasman los fuertes vientos de su centro de esquí, Orvarsson disfruta de la batalla cara a cara con los elementos durante las competencias. A diferencia de muchos otros esquiadores, está acostumbrado a lo peor y ve estas condiciones como una ventaja.

“Cuando es un día malo para la visualización, cuando hay niebla o llueve, eso es bueno. Esas condiciones son buenas para mí”, afirma Orvarsson.

Otra característica única del entrenamiento en Islandia es que las pistas son más cortas que en Europa. Esta es una de las principales razones por las que los esquiadores Para alpinos islandeses solo han competido en disciplinas técnicas en los Juegos Paralímpicos.

Afortunadamente, el slalom es la disciplina favorita de Orvarsson. Lo malo es que las muchas horas de entrenamiento de slalom, en las que los esquiadores zigzaguean a través de un recorrido de bastones de plástico irrompibles, conllevan una buena cuota de riesgos.

“El 50% de las veces me golpeo [con un bastón] en la cabeza. Hace poco me compré un casco nuevo, de color blanco, y parece que tiene tres años y solo lo he tenido durante seis entrenamientos”, dijo Orvarsson.

“Tuve cinco entrenamientos seguidos y me salieron moretones en la pierna y en las manos, pero también tengo protección en los bíceps para no terminar todo golpeado. Son tantos los moretones que ya no siento las manos”.

Estas largas horas de entrenamiento no han sido en vano. Orvarsson logró el mejor resultado de su carrera, un cuarto puesto en el Campeonato Mundial de Esquí Para Alpino 2019, en slalom. Se quedó fuera del podio por apenas 0,28 segundos.

La temporada pasada, también ganó los Globos de Cristal de la general y de slalom en la Copa de Europa, y se quedó con la medalla de plata en una carrera de slalom de la Copa del Mundo en Prato Nevoso, Italia. Y esto es solo el comienzo.

“Estuvo muy bien”, dijo Orvarsson sobre su cuarto puesto en el Campeonato Mundial 2019. “Pero mi principal objetivo era estar en lo más alto del podio ese año. Y también lo será el año que viene”.

 

Banderas y sueños

Tras alcanzar estos sólidos resultados, Orvarsson es muy consciente de la trascendencia nacional que tendrían sus carreras igualmente exitosas en los Juegos Paralímpicos de Invierno Beijing 2022.

Islandia cuenta con 61 medallas en los Juegos Paralímpicos de Verano, principalmente en natación y atletismo, y cuatro medallas en los Juegos Olímpicos de Verano. Pero el recuento de medallas de los Juegos Paralímpicos y Olímpicos de Invierno es actualmente nulo.

Orvarsson tuvo su primera experiencia de lo que es llevar el peso de la nación en PyeongChang 2018. Con 17 años, portó la bandera en ambas ceremonias y terminó en el puesto 13º en slalom y en el 20º en slalom gigante.

“Esperaba mejores resultados, sobre todo en slalom. Terminé en el puesto 13, esperaba estar al menos entre los 10 primeros. Cometí un error en la primera manga y perdí 1,5 segundos más o menos”, dijo Orvarsson. “Pero aprendí mucho de esa carrera, tanto técnica como mentalmente”.

Su atención se centra ahora en Beijing 2022.

Orvarsson planea competir todo lo que pueda la próxima temporada mientras compagina sus estudios de bioingeniería. Y para mantener los niveles de estrés bajos, está apartando su mente de cualquier hito nacional que pueda conseguir en el proceso.

“No es algo en lo que me centre porque sé que no me ayudaría de ninguna manera, pero definitivamente pensaría en ello y estaría orgulloso de mí mismo después”, dijo Orvarsson.

“No sé si alguien sabe que no hemos conseguido medallas de invierno. Lo sé, pero no creo que la gente sepa que no lo hemos hecho, pero si ganara una medalla, sería un sueño”.