Samantha Kinghorn pasa cuarentena en compañía de su nueva mascota

Británica corredora en silla de ruedas recibe pequeño cordero como obsequio de su padre 14 May 2020
Imagen
Samantha Kinghorn.jpeg
Sammi disfrutando de tiempo de calidad con Ruby
ⒸSamantha Kinghorn
By ND Prashant for World Para Athletics

Si "María tenía un corderito", entonces también lo tiene la corredora británica en silla de ruedas Samantha Kinghorn.

La joven de 24 años, a la que se dirige cariñosamente como Sammi, pasa el tiempo encerrada en compañía de su nueva mascota, a la que llama cariñosamente Ruby.

Kinghorn soñaba con tener un cordero de mascota, y eso se hizo realidad cuando su padre Neil le regaló uno, esta Pascua.

"Mi padre nunca me regalaría uno porque son como un bebé y hay que alimentarlos durante la noche. Y papá decía: 'No voy a regalar uno'", recordó Kinghorn, durante un chat en directo de Ottobock en Instagram con Heinrich Popow, velocista Paralímpico alemán.

Proveniente de una familia de agricultores, Kinghorn confesó que todavía pertenece firmemente a sus raíces y que estar en el regazo de la naturaleza le da máxima satisfacción.

"Me encanta la temporada de cría de corderos. Cuando era niña, me tomaba un tiempo fuera de la escuela, y mi amigo y yo hacíamos el parto. Nos quedábamos despiertos toda la noche para que mi padre pudiera dormir", dijo Kinghorn, quien perdió su pierna a la edad de 14 años en un accidente agrícola en Gordon, Escocia.

 

En diciembre de 2010, estaba jugando en la nieve y fue a subir parte de la carretilla elevadora que su padre conducía para quitar la nieve. Debido a la mala visibilidad, su padre no pudo reconocerla y vació la carga de nieve sobre ella.

"No sentí sensación en la pierna e inmediatamente supe que no iba a volver a caminar", dijo. "Me sentí culpable porque cuando creces en la granja siempre te enseñan a mantenerte alejado de la maquinaria", recordó Kinghorn.

La británica ha luchado en su búsqueda por superar la tragedia antes de encontrar consuelo en el deporte.

"Tenía tanto miedo de que la gente se compadeciera de mí. Quería que la gente se sintiera orgullosa de lo que había logrado. El deporte es una forma masiva de demostrarlo. Sólo porque no pueda caminar, no significa que no pueda ir más rápido que tú y es sólo nuestra forma de demostrarlo", afirmó Kingston, cuya carrera deportiva obtuvo la tan necesaria chispa después de que quedara segunda en la Mini Maratón de Londres en 2012.

Más tarde, la escocesa se clasificó para los Juegos de la Commonwealth Glasgow 2014 y participó en los 1500m T54, quedando en quinto lugar en la final.

Mostró sus cualidades después de representar al equipo británico en el Campeonato Europeo 2014, donde ganó la primera medalla de oro de Gran Bretaña en los 400m T53 y más tarde consiguió dos oros más en los 100m y 800m.

Los Juegos Paralímpicos 2016 en Río de Janeiro fueron una decepción. Se clasificó en quinto y sexto lugar en los 100 y 400 metros T53 y fue descalificada en estos últimos. Sin embargo, rápidamente dejó atrás ese revés y un año después, consiguió el doble de sprint con oro en los 100 y 200 metros en el Campeonato Mundial 2017. En el Mundial 2019, se llevó el bronce en los 100 metros.

Dada la forma en que estaba, el podio de Tokio 2020 era una posibilidad concreta. Pero a pesar del aplazamiento, los objetivos de Kinghorn siguen siendo los mismos e insta a sus compañeros a mantenerse concentrados durante estos tiempos de prueba.

"Quiero ser la más rápido del mundo en cada distancia, quiero ser más rápida que nadie. Quiero ser la primera persona en pasar por debajo de la barrera de los 16 segundos. El récord mundial es de 16.19 y estamos en 16.21".

"Mi objetivo es ganar esa medalla algún día, tener esa medalla de oro alrededor de mi cuello y cantar ese himno nacional. También le pediría a los demás que se concentren en cuál es su objetivo final. No importa cuándo sea Tokio y cuándo el Campeonato Mundial, sólo sigue luchando por el objetivo final."