Font size bigger Font size smaller

Semana Deportiva: Bienvenidos a fútbol 5

El deporte ha sido parte del programa Paralímpico desde Atenas 2004 06 Apr 2020
Imagen
male blind footballers tackling for the ball
Brasil y Argentina son las dos máximas potencias en fútbol 5
ⒸLima 2019
By IPC

El fútbol 5, también conocido como fútbol para ciegos, es una adaptación del fútbol para atletas con discapacidad visual. Este deporte ha sido regido por la Federación Internacional de Deportes para Ciegos (IBSA) desde 1996 y se juega con las reglas modificadas de la FIFA.

España es considerada la pionera del fútbol para ciegos ya que lo ha practicado desde la década de 1920. Brasil, por otro lado, comenzó a desarrollar el fútbol 5 en la década de 1960 y celebró el primer torneo nacional en 1974.

En 1997, el primer Campeonato Europeo tuvo lugar en Barcelona, España, mientras que Asunción, Paraguay, acogió el primer Campeonato Americano.

Un año más tarde, el primer Campeonato Mundial se celebró en Brasil. Desde su edición inaugural, esta competición ha sido dominada por Brasil, que ha ganado cinco títulos mundiales, mientras que su rival Argentina ha conseguido dos.

Se presentó en los Juegos Paralímpicos por primera vez en Atenas 2004, y ha formado parte de todos los Juegos desde entonces. Brasil es el único equipo que ha ganado el oro Paralímpico, el más reciente en su propio país, en Río 2016.

Los Campeonatos Mundiales tienen lugar cada cuatro años entre los Juegos Paralímpicos.

Cómo funciona

Los equipos de fútbol 5 están formados por cuatro jugadores de campo y un portero.

Los jugadores de campo deben ser clasificados como completamente ciegos (categoría B1), lo que significa que tienen una agudeza visual muy baja y/o ninguna percepción de la luz, mientras que el guardameta debe ser vidente o parcialmente vidente (categoría B2 o B3).

Para garantizar una competición justa, todos los jugadores de campo deben llevar antifaces. Los equipos también pueden tener guías fuera del campo para asistirlos.

El balón hace un ruido debido a un sistema de sonido situado en su interior que ayuda a los jugadores a orientarse. Como resultado, los espectadores deben permanecer en silencio mientras ven el partido hasta que se marque un gol.

El fútbol para ciegos se juega en un campo rectangular de 40m de largo y 20m de ancho. Toda la longitud del campo debe ser cubierta por vallas para evitar que el balón quede fuera de juego.

La duración del partido es de 50 minutos, divididos en dos tiempos de 25 minutos. Cada equipo puede solicitar un minuto de tiempo muerto en cada mitad. Durante los dos últimos minutos de ambas mitades, y en caso de prórroga, el cronometrador deberá detener el reloj para un tiro libre, un saque de banda, un saque de meta y un saque de esquina.