Font size bigger Font size smaller

Detrás de camisetas nacionales, Cam Crombie y Colton Liddle se visten de bomberos

Australiano y canadiense comprenden los retos y la importancia del trabajo de protección de las comunidades  04 May 2021
Imagen
Man and woman in firefighters gear
El australiano Cam Crombie es un bombero voluntario del Australian Capital Territory Rural Fire Service
ⒸCam Crombie
By Ros Dumlao | For the IPC

Por muy importante que sea para Cam Crombie hacer su debut Paralímpico en Tokio, también conoce la importancia de su otra función como bombero voluntario.

Australia, su país natal, está saliendo de, como describe Crombie, su “peor verano” para los bomberos, y educar a la comunidad se ha vuelto más necesario que nunca, ya que el 4 de mayo se celebra el Día Internacional de los Bomberos.

“Ha sido una de las peores temporadas (para los bomberos). La mayor parte del país estaba en llamas”, dijo el campeón mundial de lanzamiento de bala.  

Crombie es voluntario en el Australian Capital Territory Rural Fire Service desde 2013. Al contrario de lo que su título de bombero podría dar a entender, dijo que el 20% de su trabajo consiste en luchar contra los incendios y prestar atención médica, entre otras actividades. Pero el 80 por ciento es el compromiso con la comunidad, y los incendios forestales que azotaron al país en 2019/2020 aumentaron la conciencia sobre la necesidad de la educación.

“La cuestión se reduce a que no hay suficientes camiones para todos”, explicó Crombie. “Así que no van a estar salvando todas las casas. Hay que confiar en que la gente tenga su propio plan de escape, su propia conciencia del fuego y de lo peligroso y grave que puede llegar a ser tan rápidamente.

“Es una parte interesante, porque primero puedes transmitir algunos conocimientos a la comunidad y la lucha contra el fuego es realmente una especie de trabajo secundario”.

El panorama es muy diferente para Colton Liddle, que trabajó como bombero forestal durante cuatro años en Ontario, Canadá. 

Los incendios que combatió solían estar provocados por un rayo, por chispas de las vías ferroviarias o por campistas que no apagaban sus fuegos correctamente o no tenían prácticas seguras. Para apagarlos, un helicóptero lo dejaba con su equipo y tenía que encontrar una fuente de agua, ya fuera un lago, un pantano sucio o un arroyo. 

“El ritmo es muy intenso, y cuando estás en el monte te dejan y puedes pasar un máximo de 19 días allí antes de que te traigan, y nuestro sindicato ha luchado para que nos protejan de estar ahí fuera demasiado tiempo”, dijo el atleta Paralímpico en PyeongChang 2018. “Realmente depende de dónde estés. En algunos incendios, estás en la cima de una montaña, así que no tienes muchas posibilidades de obtener agua”.

“Algunos incendios están más cerca de recursos como comunidades o campamentos y ese tipo de cosas, por lo que ser capaz de apagar un fuego que evite la destrucción de una comunidad o edificios es realmente bueno”.

Liddle perdió la pierna derecha en un accidente al cargar combustible en un camión. Permaneció como bombero forestal por cuatro años antes de tomar la decisión de seguir otro camino, y finalmente encontró el Para snowboard.

“Te ponen en un montón de situaciones en las que realmente te desafían y creo que eso desarrolla tu fortaleza mental”, continuó Liddle, “y todos esos desafíos y la perseverancia en todos esos trabajos e incendios me beneficiaron mucho en mi carrera de snowboard y en mi capacidad como atleta”.

Mientras Liddle ha decidido alejarse de la competencia después de los Juegos Paralímpicos de Invierno 2018, Crombie persigue sus sueños Paralímpicos. Con medallas de oro y plata en lanzamiento de bala y jabalina, respectivamente, en los Commonwealth Games 2018, Crombie tiene grandes expectativas para sus primeros Juegos.

Al ser también padre y pareja, el tiempo de Crombie es limitado. Pero encuentra un valor en ser bombero voluntario que no está dispuesto a dejar escapar todavía.

“Lo que encuentras es que todo el mundo viene de circunstancias y experiencias diferentes”, dijo Crombie, que tiene parálisis cerebral. “Creo que ese es un gran recurso que hay que tener, es esa mezcla de personas y experiencias diferentes unidas por la misma causa”.