Font size bigger Font size smaller

Joachim Gerard recuerda a ex entrenador en primer título individual de Grand Slam

Corona del Abierto de Australia llega exactamente dos años después del fallecimiento de Marc Grandjean 02 Mar 2021
Imagen
Belgian wheelchair tennis player smiles with Australian Open trophy
Cinco años después de su debut en una final de Grand Slam, Joachim Gerard por fin puede sonreír con su primera corona de individuales tras ganar el Abierto de Australia
ⒸGetty Images
By Ros Dumlao | For the IPC

Con un grito, el belga Joachim Gerard se liberó de años de carga emocional. 

El título del Abierto de Australia, la primera corona de individuales de Grand Slam en la carrera de Gerard, se produjo cinco años después de su debut en una final de un torneo de tenis en silla de ruedas, y cinco meses después de su desgarradora derrota en Roland Garros.  

Pero aún más profundo, se cumplían exactamente dos años de la pérdida de su antiguo entrenador Marc Grandjean. 

“No sé por qué lo dije (un insulto en francés), pero fue increíble”, dijo Gerard. “Cuando el tiro de Alfie Hewett salió, dejé que todo saliera: el estrés, el nerviosismo y muchos años de espera. Me sentí muy feliz. También estaba triste porque mi ex entrenador no estaba allí. Todo son emociones. Pero en su mayor parte estaba feliz”.

 

El tenista de 32 años recordó cuando a Grandjean le diagnosticaron una enfermedad neurodegenerativa en 2017. A Gerard le dolió ver cómo su viejo amigo y mentor perdía lentamente el uso de sus extremidades. Habían trabajado juntos desde 2006, cuando Gerard se fue alejando de la Para natación y se centraba en el tenis en silla de ruedas. 

“Fue muy difícil porque él fue uno de los que me enseñó muchas cosas”, explicó Gerard. “Era muy amable, incluso en el Tour. Cuando los demás se enteraron de la noticia, preguntaron por él. Fue muy duro porque no se lo merecía. No lo voy a ocultar; lloré muchas veces porque era como mi segundo padre”.

Juntos, dieron una de las mayores sorpresas de la década en este deporte. En 2015, Gerard acabó con la racha de 77 victorias de Shingo Kunieda, el número 1 del mundo, en los octavos de final del NEC Masters. Se volvieron a encontrar en la final de individuales, y Gerard repitió su victoria sobre el campeón Paralímpico japonés que situó al belga al número 1 del mundo por primera vez. Unos meses más tarde, Gerard consiguió la primera medalla Paralímpica de Bélgica en tenis en silla de ruedas en Río 2016, con el bronce en individuales. 

Gerard admitió que durante bastante tiempo, cuando Grandjean, ex entrenador del año de la Federación Internacional de Tenis, falleció, no estaba preparado para jugar y tardó unos meses en aceptarlo. Pero el cambio de entrenador también lo ayudó a reenfocarse y volver a su juego. 

“Creo que no estaba preparado en mi cabeza”, dijo Gerard. “Creía que lo estaba, pero el trabajo que hacía no era suficiente. Desde hace más o menos un año, estoy con un nuevo entrenador de tenis que me ha ayudado mucho a estar preparado en todos los aspectos, no solo tenísticos, sino físicos y mentales. Por eso estoy mejorando en cada torneo, y esa es una de las razones por las que (el 17 de febrero) puedo levantar este trofeo”.

 

Gerard, que ya ha sido cuatro veces campeón del NEC Wheelchair Masters, ex número 1 del mundo y cuatro veces campeón de dobles de Grand Slam, tiene ahora uno de los títulos que le faltaban en su vitrina. Ahora sabe lo que hay que hacer para seguir ganando. 

“Sé por qué estoy aquí, y es gracias a Grandjean”, dijo Gerard. “Primero me puse triste cuando gané el Abierto de Australia porque quería compartirlo con él. No sé si se piensa en la vida después de la muerte, pero dondequiera que esté ahora, me está viendo y está orgulloso y me dice “Sigue así”. Es muy importante para mí creer en eso y seguir pensando que él forma parte de mi vida. Si no hay nada después de la vida, él lo dice en mi corazón y en mi cabeza”.