Lena Schroeder entre prácticas y sus obligaciones en el hospital

"Los tiempos son difíciles. Pero mejorará", dice la jugadora noruega de hockey sobre hielo que trabaja en Urgencias durante la pandemia 17 Jun 2020
Imagen
A female Para ice hockey player practising with her teammates on a rink
Lena Schroeder fue la primera mujer en 25 años competir en hockey sobre hielo en unos Juegos Paralímpicos de Invierno, en PyeongChang
ⒸJoel Marklund for OIS/IOC
By Stuart Lieberman | For World Para Ice Hockey

En los últimos cuatro meses, la jugadora noruega de Para hockey sobre hielo Lena Schroeder ha cambiado su trineo y sus palos por una máscara y una bata médica.

En lugar de competir en el Campeonato Europeo de Hockey sobre Hielo esta primavera, cancelado debido a la pandemia de COVID-19, ha pasado la mayor parte del tiempo en clínicas y hospitales.

Cuando comenzó la pandemia, trabajaba como enfermera y asistente de laboratorio en una clínica médica local que recibía a pacientes con fiebre o síntomas de las vías respiratorias que no podían programar citas con sus propios médicos. Trabajaba ocho horas al día con equipo de protección total.

Luego, en abril, cuando la pandemia se agravó, fue asignada a trabajar como doctora en la sala de cardiología de un importante hospital en las afueras de la capital noruega, Oslo.

 

Vestida con un completo equipo de protección, pasó sus días tratando pacientes aislados con enfermedades del corazón y testeándolos.

Esta semana, comenzará a trabajar en turnos de 13 horas en la sala de emergencias (ER), identificando a los pacientes que tienen COVID-19 para aislarlos de los demás.

Ha sido todo un torbellino, viendo a la gente sufrir todos los días, pero Schroeder está tratando de ver todo con una actitud positiva.

"Honestamente, estoy feliz de tener trabajo al que acudir", dijo Schroeder, que recibió su título de médico de la Universidad de Oslo el pasado diciembre. "Tanta gente ha perdido su trabajo, ya sea temporal o permanentemente, por culpa de COVID-19. Estoy contenta de tener ingresos, y de poder ayudar con la situación al mismo tiempo".

Hace dos años, Schroeder se hizo famosa en los Juegos Paralímpicos de Invierno PyeongChang 2018 cuando se convirtió en la primera jugadora mujer desde que su compatriota Britt Mjaasund Oeyen participara en los Juegos de Lillehammer 1994.
 
En los últimos días, con las instalaciones empezando a reabrirse lentamente, ha podido hacer la transición de sus entrenamientos en casa -que consistían en entrenamiento de fuerza y de tronco, yoga y entrenamientos en el SkiErg- a sus entrenamientos en el Olympiatoppen, el centro nacional de entrenamiento noruego en Oslo.

"Estoy trabajando tanto como puedo", dijo Schroeder. "Ahora que hace más calor, tengo muchos entrenamientos fuera con una silla de carreras y bastones de esquí. El entrenamiento a intervalos funciona de maravilla, así que es mucho de eso en estos días".

Vi er godt i gang med sommertreningen med ukentlige fellestreninger pigging to ganger i uka, i tillegg til at vi samles...

Geplaatst door Norges Para Ishockeylandslag op Zaterdag 30 mei 2020

"También he estado trabajando en casa con mi novio y compañero de equipo Morten Vaernes, y hemos podido tener un entrenamiento de fuerza algunas veces a la semana porque somos jugadores de la selección nacional. La mayoría de los gimnasios están cerrados, pero el centro de las selecciones nacionales está abierto a unas cuantas personas en este momento", añadió Schroeder.

Incluso después de estar en primera línea viendo a los pacientes de COVID-19 y de haber alterado completamente su régimen de entrenamiento de Para hockey sobre hielo, Schroeder, al final del día, sigue siendo capaz de mantenerse optimista.

Su mensaje a todos los del Movimiento Paralímpico en este momento es simple: "Se pondrá mejor".

"Los tiempos son duros, no sólo con COVID-19, sino con tantas cosas diferentes", dijo. "Esto también pasará".