Font size bigger Font size smaller

Michael Jeremiasz, de atleta a director de torneo

Medallista Paralímpico francés transformó sus 15 años de tenis en silla de ruedas en oportunidades para otros 30 Sep 2020
Imagen
French man in wheelchair returns tennis shot
Michael Jeremiasz dijo que uno de sus momentos de mayor orgullo fue ser el abanderado de Francia en Río 2016
ⒸGetty
By ITF

El medallista Paralímpico francés Michael Jeremiasz, ex número 1 del mundo de tenis en silla de ruedas, es ahora el director del torneo del Abierto de la Riviera Francesa que se celebra hasta el 3 de octubre en la antesala de Roland Garros. 

Sus 15 años de carrera como jugador “le abrieron muchas puertas”, incluido el Abierto de la Riviera Francesa que se celebra anualmente en la Academia de Tenis Mouratoglou desde 2017.

Conoció a Patrick Mouratoglou a finales de 2000, unos años después de que Mouratoglou estableciera su primera academia de tenis cerca de París y hacia el final de un año en el que Jeremiasz se había lesionado en un accidente de esquí.

“Descubrí el tenis en silla de ruedas por accidente”, recuerda Jeremiasz, que primero tomó una raqueta a los cinco años antes de convertirse en un prometedor jugador junior. “Le pregunté al profesor de deportes de mi centro de rehabilitación si podía jugar, porque podía ver las canchas de tenis, le expliqué que solía jugar antes de mi accidente y me dieron una silla de baloncesto".

“Poco después recibí la visita de Pierre Fusade, el director de tenis en silla de ruedas de Francia, tuvimos una charla y me invitaron a la Copa del Mundo por Equipos, que se estaba celebrando en París en 2000”, continuó. “Vi a Ricky Molier, Robin Ammerlaan, David Hall y David Johnson jugar en la final masculina entre los Países Bajos y Australia. Miré a mi familia y dije “algún día los venceré”. Ahí es donde empezó todo”.

 

La carrera de Jeremiasz como jugador cobró un rápido impulso y, menos de cuatro años después, ganó sus dos primeras medallas Paralímpicas: un bronce en individual masculino y una plata en dobles masculino.

“Ser campeón de Francia en noviembre de 2001, llegó bastante rápido y me hizo pensar que realmente tenía potencial y que me gustaba mucho este deporte”, dijo. “La medalla de bronce que gané en singles en Atenas 2004 fue importante. Pero mi gran orgullo era ser el número uno del mundo en 2005, cuando también derroté a David Hall en la final del Abierto de Francia (Super Series) por 7-6 en el tercero, después de estar 0-5 abajo. De los jugadores originales que vi en la Copa del Mundo en 2000, él (Hall) fue el último que me quedaba por vencer. Y, por supuesto, está mi medalla de oro con Stephane Houdet en Beijing 2008”.

Fuera de las canchas de tenis, Jeremiasz ha experimentado uno de los momentos de mayor orgullo de su vida.

“Uno de los momentos más significativos, no solo en mi vida como atleta, sino como persona, fue ser el abanderado de Francia en Río”, dijo. “Ese fue probablemente el mayor reconocimiento de lo que hice como atleta y me ha dado una voz para hablar en nombre de los atletas con discapacidad”.

Los Juegos Paralímpicos de Río fueron el último torneo de Jeremiasz como jugador y desde entonces ha estado planeando lo que quería hacer en el futuro. Y actualmente, está haciendo justamente eso en la Rivera Francesa de este año.

 

“Durante toda mi carrera, especialmente en el último año, sabía que quería organizar torneos y quería ser exigente porque quería devolverle al tour todo lo que me dio”, dice. “Creo que fui un jugador desafiante para los organizadores de torneos porque siempre estaba pidiendo más. Quería que los torneos fueran cada vez más profesionales. Así que ahora siento que es mi turno de devolver el favor, lo cual he intentado hacer durante los últimos cuatro años”.

“Cuando empecé, quería que el torneo se organizara de la mejor manera posible y quería trabajar con gente que compartiera mi visión. Así que empecé con mi amigo íntimo Cedric Mocellin, porque él cree en las mismas cosas que yo”, explicó Jeremiasz.

“Conocí a Patrick por primera vez en 2000 y ahora estamos llevando a cabo el torneo en su nueva academia y tenemos todo su apoyo y el del personal. Es un lugar increíble. El mejor de Europa, creo, y tal vez del mundo, así que tenemos mucha suerte”.

La entrevista completa con Michael Jeremiasz se puede encontrar en la página web de la Federación Internacional de Tenis.