Font size bigger Font size smaller

Podcast IPC: Todd Hodgetts tiene su propia historia de ‘Rocky’ para compartir

Atleta australiano de lanzamiento de bala comparte cómo se desenvuelve en la vida con su discapacidad 30 Oct 2020
Imagen
Male shot put athlete in graphic
By IPC

El lema del Para atleta australiano Todd Hodgetts proviene de la popular serie de películas de deportes Rocky.

Es un lema que transmite a otras personas con autismo, o a una familia o amigo con autismo. 

"No se acaba hasta que se acaba", compartió Hodgetts en el episodio 10 de 'A Winning Mindset': Lecciones de los Juegos Paralímpicos".

"No es el fin del mundo tener autismo. Todavía estoy aprendiendo cosas", continuó el atleta de 32 años. "Y tienes que seguir adelante".

La serie de películas de Rocky es una historia ficticia sobre un boxeador que supera los comentarios negativos y trabaja duro para triunfar en su deporte. Hodgetts ha lidiado con tal retroalimentación y desánimo desde que le diagnosticaron su déficit intelectual a una edad temprana.

"Vuelve a mis días de educación", explicó Hodgetts. "Tuve una profesora muy desagradable y eso me hizo ser quien era. Si nunca podía levantar la bala, básicamente decía que no podía lanzar bien. Probablemente tenía razón, pero decidí entrenar. Todas las películas de Rocky y todas las películas de deportes, eran un poco como eso".

"Cuando levanté una bala con mi mano, fue como una espada. Estoy aquí para proteger a la gente y salvar el mundo. No era muy bueno, pero empecé a tirar en mi patio trasero y pensé '¡esto es realmente increíble! ¡Soy bueno en algo! Estaba harto de que la gente me dijera que no podía hacer las cosas".

Lidiar con tal negatividad y desánimo, especialmente con el autismo, fue quizás una batalla mental más dura que la física.

El podcast completo está disponible online.

"Salir de los malos hábitos ahora es muy difícil", explicó Hodgetts. "Si estás lanzando con el brazo mientras usas las caderas, es otra historia porque eso lleva años. Ahora es salir de los malos hábitos en mi vida en general, requiere un poco de esfuerzo y realmente tengo que concentrarme. Si no me concentro no obtengo la habilidad. Me siento frustrado pero tengo que seguir adelante".

Si aprendiera una nueva habilidad, por ejemplo cocinar, le llevaría mucho más tiempo y requeriría más atención para aprender, en comparación con alguien sin autismo. Pero el esfuerzo extra que debe ejercer da sus frutos, como se vio cuando se convirtió en campeón Paralímpico lanzamiento de bala masculino F20 en Londres 2012.

"Un chico de Tasmania que nunca tuvo nada en la vida porque la gente decía que tenía algunas dificultades de aprendizaje, se convierte en un campeón indiscutible del mundo - es una sensación impresionante", dijo. "Tuve mucha suerte de estar vivo. La persona que tenía un cordón alrededor de su cuello y casi muere cuando nació lo ha hecho bastante bien".