Font size bigger Font size smaller

ACNUR lanza poderoso video en apoyo a equipos Paralímpicos y olímpicos de refugiados

“The Journey” cuenta la dramática historia de una refugiada para conmemorar el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz de la ONU el 6 de abril 06 Apr 2021
Imagen
Small group entering the arena during the Opening Ceremony
El primer Equipo Independiente de Atletas Paralímpicos (IPA) estuvo representado en Río 2016
ⒸOIS
By UNHCR and IPC

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha lanzado hoy una poderosa campaña en las redes sociales en la que pide al mundo que apoye a los equipos Paralímpicos y olímpicos de refugiados en los próximos Juegos Tokio 2020.

En el centro de la campaña mundial se encuentra “The Journey”, un video social que muestra de forma dramática las extraordinarias historias de los refugiados aspirantes a los Juegos Paralímpicos y Olímpicos, y que se publicó el 6 de abril con motivo del Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz de la ONU.

Cuenta la dramática historia de una refugiada que se ve obligada a huir de su hogar a pie escapando del conflicto y la persecución. Viajando por tierra y por mar, finalmente llega a un lugar seguro, restablece su vida y comienza a correr hacia una nueva meta: una medalla. 


Creado en colaboración con dos atletas refugiados del programa del COI, el video social “The Journey” destaca el poder del deporte para brindar esperanza y cambio a todos los que se ven obligados a huir.

El Comité Paralímpico Internacional ( IPC) ha confirmado sus planes de enviar hasta seis atletas a los Juegos Paralímpicos Tokio 2020 como parte de un Equipo Paralímpico de Refugiados (EPR). 

Su creación está vinculada a las promesas de compromiso que el IPC firmó en el Foro Mundial de Refugiados de ACNUR en diciembre de 2019. En aquel momento, el IPC se comprometió a promover el acceso a las instalaciones deportivas, el deporte organizado y la participación igualitaria de los refugiados en los eventos deportivos.

Al frente del equipo estará Ileana Rodríguez, ex refugiada y atleta Paralímpica en Londres 2012, que ha sido nombrada Jefa de Misión del EPR.

Dominique Hyde, directora de relaciones externas de ACNUR, dijo: “En ACNUR estamos muy orgullosos de apoyar a los atletas refugiados que se entrenan para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos. Contra todo pronóstico, estos extraordinarios atletas han mantenido vivos sus sueños para representar a millones de refugiados en todo el mundo. Junto con nuestros socios, el COI y el IPC, estamos comprometidos con un mundo en el que todos los que se han visto obligados a huir, incluidas las personas con discapacidad, puedan acceder a su derecho al deporte y a jugar a todos los niveles”.

Actualmente hay más de 60 atletas y Para atletas refugiados que se entrenan con la esperanza de competir en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Tokio 2020. 

ACNUR está colaborando estrechamente con el Comité Olímpico Internacional (COI) y el IPC para apoyar a los actuales atletas refugiados que, a pesar de los desafíos del desplazamiento y la pandemia del Covid 19, siguen entrenando para mantener vivo su sueño de competir en Tokio. 

Como principal organismo mundial de protección de las personas que se han visto obligadas a huir de sus hogares, ACNUR sabe que el deporte es algo más que una actividad de ocio; tiene el poder de brindar esperanza, curar y ayudar a los refugiados a recuperar su futuro. 

El Para atleta Ibrahim Al-Hussein, refugiado nacido en Siria que compitió en Río 2016, dijo: “La historia representada en “The Journey” representa la vida de mis compañeros atletas refugiados. Me gustaría que no hubiera necesidad de un Equipo Olímpico y Paralímpico de Refugiados, que no hubiera más sangre en las calles ni guerra en el mundo, y que cada atleta pudiera entrenar bajo la bandera de su país. Pero mi participación en los Juegos Paralímpicos Río 2016 fue un momento clave en mi vida: abrió nuevas puertas para mí y también para otros atletas refugiados”.

“El deporte es mi vida”, continuó Al-Hussein, que compitió en Para natación en 2016 como parte del equipo de Atletas Paralímpicos Independientes. “Si dejara de entrenar creo que mi vida se detendría. Cuando estoy nadando, puede ser agotador, pero me ayuda a dejar de pensar en mi discapacidad y me hace sentir bien. Después de mi lesión tenía dos objetivos en mi vida: volver a caminar y volver a hacer deporte”.

Con más de 80 millones de personas desplazadas en todo el mundo, ACNUR colabora con los gobiernos, el mundo del deporte, la sociedad civil y los refugiados de todo el mundo para construir un mundo mejor en el que todas las personas obligadas a huir, incluidas las que tienen discapacidad, puedan acceder y participar en el deporte, en todos los niveles.   

“The Journey” fue creado por ACNUR, en colaboración con el IPC y el COI, por la galardonada agencia Don't Panic, y dirigido por Pantera a través de Anonymous Content.