Beijing 2022
Paralympic Winter Games
04 - 13 March

Dentro de mente de Para biatleta con discapacidad visual

Ver a Clara Klug en acción es extraordinario, pero entender cómo triunfa es aún mejor 04 Mar 2021
Imagen
Clara Klug competing at PyeongChang 2018
Clara Klug está emocionada por competir en los Juegos Paralímpicos de Invierno Beijing 2022
ⒸOIS Photos
By AMP Media

La necesidad de combinar el esquí de fondo agotador para los pulmones con el tiro inspirado en el zen ha fascinado durante mucho tiempo a la alemana Clara Klug. Pero aunque adora el esquí, es el tiro lo que le quita el sueño. 

“Sueño con ello [el sonido dentro de sus auriculares cuando encuentra el centro del blanco con su rifle]”, dijo Klug durante la reciente Copa del Mundo de Esquí Para Nórdico en Planica, Eslovenia. 

“Puedo recordarlo ahora mismo en mi cabeza”, añadió, antes de que la risa se apoderara de ella. 

Solo cuando la doble medalla de bronce Paralímpica y tres veces campeona del mundo explica en profundidad cómo ella, una atleta con discapacidad visual B1, alguien prácticamente ciega de nacimiento, acierta regularmente con un rifle en el centro de un blanco a 10m de distancia, se entiende su alegría.

“Martin [Hartl, su guía y entrenador] me lleva a la zona de tiro, entonces puedo sentir el rifle, puedo llevar los auriculares para escuchar los diferentes tonos. Dependiendo de hacia dónde apunte el rifle recibiré otro sonido. En el exterior del blanco habrá un “knock-knock-knock” y será más rápido cuanto más me acerque al centro del blanco”, explica. 

“Y también se hace más alto, por lo que hace un extraño ruido de “bip” y luego se hace más y más alto... El centro en el que hay que acertar es el tono más alto.

“Así que tienes que estar muy quieto y mantener el rifle muy quieto y escuchar el tono. Con suerte, oirás un bonito pitido después, lo que significa que has marcado. O escucharás un sonido realmente desagradable y eso significa que tienes una ["penalización”]”.

Imagen
Clara Klug competing at PyeongChang 2018
Ⓒ OIS Photos

No le sorprenderá saber que Klug dedica gran parte de su tiempo a perfeccionar esta habilidad tan detallada y delicada. Desde sentarse en el sofá con su rifle para intentar sentir la fuerza con la que se aprieta el gatillo, hasta practicar sus rutinas de respiración mientras espera el tren, esta joven de 26 años rara vez pierde un minuto. 

Y siempre está abierta a encontrar nuevas formas de conectar con su yo más estable y seguro. 

“He recurrido al yoga durante los dos últimos años. Me ayuda a concentrarme y, desafortunadamente, no me gustan mucho las sesiones de estiramiento, así que el yoga también me ayuda con eso”, revela Klug. 

“También con la plena atención, me gusta hacer algunas meditaciones guiadas. No forma parte de la rutina de nuestro equipo, sino de la mía personal. Me ha ayudado durante el verano, sobre todo cuando volvimos del campeonato mundial, a mantenerme concentrada y a recuperarme”.

Después de un “año horrible”, Klug ha necesitado todo el cuidado personal posible. La cirugía, las lesiones y la enfermedad se han mezclado con las implacables presiones de la pandemia de COVID-19. Un fuerte equipo a su alrededor la ha ayudado. Está liderado por Hartl, que asume el complicado rol de entrenador y guía. 

“Durante el verano es sobre todo mi entrenador, por supuesto que también me guía, pero sigue siendo todo el tiempo mi entrenador. Durante las competencias es mi guía al 100%. Y después de las competencias cambia al modo de entrenador, enseguida”, dijo Klug. 

Imagen
Clara Klug competing at PyeongChang 2018
Ⓒ OIS Photos

“Para mí es muy útil tener entrenador y guía juntos en una sola persona. Supongo que para él a veces puede ser muy estresante, pero se las arregla bien. Estoy muy contenta de que sea así”.

Es una sociedad que claramente funciona y en menos de 12 meses el dúo buscará mejorar las medallas de bronce de 10km y 12,5km que ganaron en PyeongChang 2018. 

“Sí, pienso en ello todos los días”, dijo Klug sobre los Juegos Paralímpicos de Invierno del próximo año en Beijing. “Estoy realmente ansiosa por ir allí y competir”.