Font size bigger Font size smaller

Diego Dueñas: “Trabajo para ser mejor persona que deportista”

Para ciclista colombiano, medalla de bronce en Río 2016, habló de su trayectoria en un evento en Instagram Live organizado por el IPC para celebrar un año de Tokio 2020 13 Sep 2020
Imagen
a para cyclist rides around the track
Diego Dueñas es uno de los mejores ciclistas del mundo
ⒸGareth Copley - Getty Images
By IPC and Tokyo 2020

El colombiano Diego Dueñas es uno de los mejores ciclistas Paralímpicos del mundo. Lo demuestran los excelentes resultados conseguidos en los últimos años, que lo llevaron a lo más alto de la clasificación de la Unión Ciclista Internacional (UCI) en la modalidad pista categoría C4 el pasado año.

Para celebrar que solo falta un año para los Juegos, el Comité Paralímpico Internacional (IPC) organizó el 25 y 26 de agosto un Relevo de 24 horas en vivo en la cuenta de Instagram de Paralympics con entrevistas a numerosos deportistas que estarán en Tokio 2020, incluido el ciclista colombiano. Dueñas fue entrevistado por Luisa Ivone Restrepo, directora de comunicaciones del Comité Paralímpico Colombiano (CPC).

Durante el evento, el atleta de 30 años recordó sus inicios en el mundo del deporte, que no fueron en el ciclismo. El patinaje es lo que movía a Dueñas, que iba a entrenar con un objetivo claro: llegar a lo más alto. Pero su destino era diferente a lo que se imaginaba, después de que una caída en un entrenamiento le cambiara la vida.

 

“Hace 12 años era patinador de carreras. Tuve un accidente donde me fracturé el fémur derecho y la tibia y el peroné izquierdo. Después de esa fractura me quedó una lesión en el nervio y no podía mover el tobillo izquierdo. Y así llegué al deporte Paralímpico”, explica.

Después del accidente, Dueñas se reinventó. El deportista tuvo que comenzar un nuevo proceso que le permitió probarse en otro deporte y en 2011 participó en los Juegos Parapanamericanos de Guadalajara. Allí tuvo una buena actuación en contrarreloj individual y ganó plata. Este buen resultado le dio la confianza que necesitaba en ese momento y lo impulsó a seguir creciendo como ciclista.

Motivado por sus padres y sus hermanas, Dueñas siguió obteniendo buenos resultados, algo que lo llevó a sus primeros Juegos Paralímpicos. En Río 2016, el colombiano fue tercero en persecución individual C4 de ciclismo en pista.

“Hay miles de deportistas que quieren ir a unos Juegos Paralímpicos. Muchos quieren estar la final y ser medallistas, y muy pocos podemos lograrlo. Es algo único, increíble. Es el mayor logro que he tenido en mi carrera deportiva. Ser medallista Paralímpico me abrió muchísimo la mente a nivel deportivo”, apunta.

Su participación en Río y la medalla obtenida son algo que han marcado un antes y un después en su trayectoria profesional. Según explica, en ese momento se dio cuenta que tenía que seguir trabajando duro para ser mejor.

Imagen
Man on track cycle rides around a velodrome
Ⓒ Getty Images

“Hubo muchos momentos antes de la competencia que me llevaron a tocar fondo en muchos aspectos, en cuanto a miedo, a los nervios, los sustos, la presión que vives en unos Juegos Paralímpicos. Es algo único que no se vive en otros eventos. Eso hizo ‘click’ personalmente en mí para darme cuenta que tengo que trabajar más en ser mejor persona que deportista. Lo he logrado, aunque aún me hace falta muchísimo, pero estamos trabajando en ello”, añade.

Uno de los aspectos de su carrera que a Dueñas le gusta subrayar es haber tenido la oportunidad de competir en otro deporte antes de dedicarse al Para ciclismo.

“Cuando era patinador de carreras no sabía que el deporte Paralímpico existía. Ha sido una buena experiencia hacer primero un deporte convencional y luego Paralímpico. Tengo las dos visiones. Tengo muy buenas experiencias”, comenta.

Entrenando con su hermana

Durante el próximo año, Dueñas tiene previsto seguir preparándose para participar en lo que es su gran objetivo: los Juegos Paralímpicos Tokio 2020. Lo hará entrenando en Sogamoso, un municipio colombiano situado en el centro-oriente del departamento de Boyacá en la región del Alto Chicamocha. A esta zona, que destaca por su altura, se mudó hace tres años para mejorar su rendimiento. Desde que la pandemia del coronavirus lo permitió, el deportista ha estado entrenando con su hermana pequeña Tatiana, quien es ciclista profesional en un equipo de los Estados Unidos.

“Entrenar con ella es muy divertido. Nos reímos mucho, nos paramos a tomar fotos... Ella me prende, me deja botado. A veces yo la prendo a ella. Ella me da consejos, yo la aconsejo. Ella me enseña valores, me enseña cosas. Ha sido increíble entrenar con ella estos días por aquí”, asegura.

Trabajo, preparación, motivación y ganas. Todo eso es lo que reúne este ciclista para seguir compitiendo y llevar a lo más alto la bandera de Colombia, algo que asegura le sigue emocionando como el primer día.