Font size bigger Font size smaller

Escucha mi voz: Reflexión de atleta Paralímpica sobre 2020

Kare Adenegan, corredora británica en silla de ruedas, encuentra una forma de mantenerse motivada en 2020 y cómo contribuyó al movimiento Black Lives Matter 29 Dec 2020
Imagen
Black female wheelchair racer in her racing chair on the track
Kare Adenegan se sintió obligada a realizar un Instagram Live para discutir la raza y la discapacidad a raíz de Black Lives Matter
By Kare Adenegan

Tenía grandes esperanzas para 2020. Iba a ser el mejor año de todos. Me había adaptado a la Universidad; el entrenamiento iba bien, y Tokio 2020 estaba a la vuelta de la esquina. 

Pero todo cambió... Una pandemia era lo ÚLTIMO que alguien esperaba. Pero como la mayoría de los atletas, tenía que mantener mi mente enfocada en Tokio incluso durante el primer confinamiento. 

Esperaba que el aislamiento durara unas semanas y pensaba que los Juegos Paralímpicos se iban a llevar a cabo. Esperaba que en mayo todo volviera a la normalidad. Luego los Juegos Paralímpicos fueron pospuestos, y todo el trabajo duro se sintió como si se hubiera hecho en vano. Algunos atletas han comparado el aplazamiento con un proceso de duelo menor, y yo concuerdo en que se sintió así inicialmente. 

Como atletas, entrenamos duro con anticipación para ese gran evento al final de la temporada. Sin embargo, los Juegos Paralímpicos son aún más especiales, ya que solo se celebran cada cuatro años. Por lo tanto, el aplazamiento se sintió como un gran golpe. 

Dicho esto, muy rápidamente después de sentirme frustrada y deprimida, me di cuenta de lo pequeña que era mi preocupación en comparación con las cosas más importantes que estaban sucediendo en el mundo, incluyendo la pérdida de vidas. 

Mi objetivo deportivo estaba siendo desplazado; lo más importante ahora era proteger a los demás.

A pesar de estar aislada durante cuatro meses y de que los Juegos Paralímpicos se pospusieron, mi entrenamiento continuó. Tuve la suerte de contar con compañeros de entrenamiento de todo el país para mantenerme motivada. Entrené con muchos atletas de diferentes deportes a través de Zoom, y nos animamos mutuamente para seguir esforzándonos incluso sin tener competencias a las que aspirar. También continué entrenando con mis compañeros locales a través de Zoom. La pandemia nos obligó a adaptarnos y a entrenar de nuevas formas, lo cual fue muy divertido, y aunque estábamos separados, el deporte nos unió.

 

Además de la pandemia y la cancelación de los Juegos, este año también produjo un emotivo revés debido a la conmoción mundial por la muerte de George Floyd y las protestas internacionales que surgieron a raíz de ella. Lamentablemente, sé por mis estudios de historia que la brutalidad policial y el racismo no son nada nuevo o inusual a pesar del aumento del interés este año. Los acontecimientos me enfurecieron, pero también me animaron a ver que la gente quería aprender sobre el racismo y tomó una postura contra la injusticia. Cuestioné mi lugar en todo esto como atleta Paralímpica de color. ¿Qué puedo hacer realmente? 

Sentía impotencia y sabía que no era en absoluto un experta en estas cosas. Sin embargo, decidí realizar videos en Instagram Live titulado “A Discussion on Race and Disability” porque sentía que había una falta de conciencia sobre las experiencias de las personas de color y las personas con discapacidad. Como parte de las vidas, hablé con Kadeena Cox MBE y Anne Wafula Strike MBE, dos atletas Paralímpicos británicos. Compartieron sus experiencias de racismo y sus pensamientos sobre los acontecimientos actuales. También hablamos del Movimiento Paralímpico y de nuestras esperanzas de una mayor diversidad dentro de los equipos nacionales. Como en todos los ámbitos de la vida, hay un trabajo que debe hacerse, pero cuando competí en los Juegos Paralímpicos Río 2016, vi la diversidad y espero que ésta aumente con el tiempo.

 

Y solo pensar en Tokio me emociona mucho. Los Juegos actúan como mi motivación durante las frías noches de invierno en la pista.

Mi principal objetivo para 2021 es seguir disfrutando de los entrenamientos. Cuando los motivos externos se desvanecieron este año, tuve que encontrar una motivación interna que no estuviera ligada a una competencia. Por lo tanto, quiero mantener esa motivación interna y la ilusión a lo largo del próximo año. Quiero ser la mejor versión de mí misma, física y mentalmente, para ir a los Juegos Paralímpicos y, sea cual sea el resultado, ¡seré feliz!