Font size bigger Font size smaller

George Wyndham lidera desde el frente, educa sierraleoneses sobre COVID-19

Con deportes en espera, jugador de Para tenis de mesa encuentra forma alternativa de llenar su tiempo 05 Jun 2020
Imagen
African table tennis player reaches for a shot
George Wyndham fue el único atleta de Sierra Leona compitiendo en Río 2016
ⒸITTF
By Ros Dumlao | For the IPC

George Wyndham no ha entrenado desde que la pandemia de COVID-19 detuvo abruptamente todas las actividades deportivas en Sierra Leona. 

Jugador de Para tenis de mesa a tiempo completo, sus ingresos provienen de los estipendios que recibe por entrenamientos y competiciones; Wyndham estaba luchando para conseguir dinero.   

"No ha sido fácil", dijo, desesperado por encontrar una alternativa para poder mantener a su familia, compuesta por su madre, su esposa, sus dos hijos, su hermana mayor y su sobrina. 

"Los retos que tengo son, primero la pandemia ha detenido lo que más me gusta, que es el deporte. Y ha detenido mi principal fuente de ingreso para mí y mi familia. Y ni siquiera lo que tengo ahora es suficiente para cuidar de mí y de mi familia", dijo Wyndham, único atleta que representó a su país en los Juegos Paralímpicos Río 2016. 

"Para el país en su conjunto, todo está parado. La gente se queja, la gente llora. Hay mucha violencia en las comunidades, especialmente entre los jóvenes", añadió Wyndham. 

En la radio y la televisión, Wyndham ha oído hablar de un aumento de los problemas en el país como resultado del cese de la vida a la que estaban acostumbrados. Explicó que el cierre de escuelas y universidades ha provocado un aumento de la ociosidad de los jóvenes y su vagabundeo por los guetos, así como condiciones inseguras para las mujeres.

A pesar de todo, Wyndham decidió aprovechar la oportunidad que se le presentó con el Centro de Operaciones de Emergencia (EOC). 

"Buscaban gente que ayudara a difundir la conciencia y el conocimiento sobre el coronavirus en todo el país. Como Paralímpico, sentí que podía difundir el mensaje con más fuerza", dijo Wyndham, quien contrajo poliomielitis a una edad temprana y comenzó a jugar al tenis de mesa a los 11 años. 

"Fui a buscar el trabajo y automáticamente me dijeron 'Sí, este es alguien que necesitamos, venga en estas fechas para el entrenamiento y la orientación'. Así que fui en esas fechas e inmediatamente empecé el trabajo. Así que más o menos me dan 100 dólares al mes. Y eso no es suficiente", añadió Wyndham, quien obtuvo dos bronces en los Campeonatos Africanos 2015 y 2013 en la clase 4 de singles masculino. 

Sus responsabilidades consisten en recorrer las comunidades educando a la gente sobre COVID-19. Va a las tiendas, mercados y lugares públicos para asegurarse de que la gente sepa que el coronavirus es real, para tomar medidas preventivas usando máscaras faciales, evitando las reuniones públicas, practicando el distanciamiento social y lavándose las manos con frecuencia.

 

Sierra Leona se encuentra en un cierre parcial, lo que significa que la gente no puede moverse entre las ciudades y comunidades. Actualmente vive con su madre, esposa e hijo en Freetown. Su otro hijo se está quedando con su hermana y su hija en Waterloo, a casi 121km de distancia de él. 

Aunque no puede visitarlas, se mantiene conectado todos los días a través de las redes sociales.

En cuanto a Tokio 2020 el próximo año, Wyndham es muy optimista. Antes de la pandemia, estaba previsto que compitiera en los torneos de clasificación de Tokio 2020 en Egipto, Jordania y Eslovenia. Planea continuar donde dejó una vez que los deportes se reanuden.

"Doy gracias a Dios por mantenernos a mí y a mi familia con vida, y que ninguno de nosotros esté siquiera afectado y no tenga síntomas, y sigo creyendo que Dios nos mantendrá a salvo a mí y a mi familia hasta que esto termine", dijo.

"Sé que un día, esto terminará y volveremos a la normalidad, y estoy listo".