Font size bigger Font size smaller

Japón prepara sus caballos para Tokio 2020

La nación irá en busca de una medalla Paralímpica en equitación por primera vez en la historia 11 Jun 2020
Imagen
Japanese woman rides a horse as it dances around arena
Tomoko Nakamura ganó la primera medalla importante de Japón en el deporte en los Juegos Ecuestres Mundiales Tyron 2018
ⒸLiz Gregg/FEI
By Rob Howell | For the IPC

Japón ha presentado un equipo Para ecuestre en cada Paralímpico desde Sídney 2000. Pero Tokio 2020 será especial, con altas expectativas de conseguir una medalla por primera vez en la historia, en su propia casa.

Aunque esa emoción tendrá que esperar hasta el 2021, con los Juegos Paralímpicos pospuestos debido a la pandemia COVID-19, la trayectoria de Japón en el deporte dominado por los equipos europeos fue un largo camino.

Para equitación comenzó a ser desarrollado por la Asociación Japonesa de Equitación para Personas con Discapacidad, fundada en 1993. Su primera gran competición internacional fue el Campeonato Mundial 1999. Pero la división entre Para doma y la equitación terapéutica sólo se produjo cuando Tokio fue elegida como sede de los Juegos de 2020, dijo Masatoshi Kohno, director de la Asociación Japonesa de Equitación para Personas con Discapacidad.

"Como la Para doma es un deporte de los Juegos, se espera que gestionemos su crecimiento y la competitividad de nuestros jinetes", dijo Kohno.

Esa preparación tiene dos elementos clave: la participación de un equipo completo en los Juegos Ecuestres Mundiales 2018 y el hecho de que los jinetes pasen tiempo en Europa, en caballos europeos alquilados.

"En 2018 alquilamos cuatro caballos en Holanda para formar un equipo y enviamos a nuestros cuatro mejores jinetes al WEG", dijo Kohno. "Como eso resultó tan exitoso, decidimos hacerlo de nuevo en 2019, y dar a los jinetes más prometedores la oportunidad de competir en Europa y, con suerte, lograr mejores resultados".

"Eso es muy importante, ya que nuestros jinetes tienen la experiencia de ser juzgados por diferentes jueces, en diferentes lugares, junto con jinetes conocidos. Y los caballos de mayor calidad llevarán a los jinetes a una etapa más alta".

Sho Inaba fue uno de los jinetes que participó en las competiciones en 2019, antes de que la pandemia de coronavirus detuviera las competiciones.

"Observo a los otros atletas, y miro cómo están montando, las ayudas que usan y así sucesivamente", comentó.

"Ya sea que esté aprendiendo algo nuevo o mejores formas de hacer las cosas, obtengo muchas cosas de las competencias".

El potencial de Japón para obtener medallas se manifestó cuando la jinete de grado V Tomoko Nakamura ganó un bronce en los Juegos Ecuestres Mundiales 2018. Fue la primera medalla de la nación asiática en el escenario mundial. Pero como Nakamura ya no compite, la posta ha pasado a la atleta de grado III Inaba.

"Me encantaría terminar entre los ocho primeros de cada competición, y creo que incluso podría conseguir una medalla en estilo libre", dijo Inaba, que compitió por primera vez a nivel internacional en 2017. 

Inaba es uno de los cinco potenciales jinetes del equipo japonés para los Juegos. En este momento, Mitsuhide Miyaji, Soshi Yoshigoe, Mina Chinju y Katsuji Takashima son otros jinetes que tratan de asegurar su lugar en el equipo nacional y ahora tienen un año para prepararse.

El aumento de la competencia es una buena noticia para Kohno.

"A medida que el Para deporte y la doma se hacen más visibles, esperamos que nuestro legado sea una sociedad más inclusiva", dijo. "Nosotros seguiremos organizando competiciones anuales y tenemos jinetes que están dispuestos a seguir trabajando para los próximos Juegos Paralímpicos en París en 2024, y más allá".