Font size bigger Font size smaller

Recuerdos mantienen motivado a Jovane Guissone

Esgrimista en silla de ruedas brasileño adapta sus entrenamientos tras suspensión de Tokio 2020 01 Jul 2020
Imagen
Brazilian male wheelchair fencer pulls off his mask
Jovane Guissone espera compensar decepción de Río 2016 en Tokio 2020
ⒸAle Cabral/CPB
By IWAS

Se suponía que dos grandes eventos de esgrima en silla de ruedas iban a tener lugar en el país natal de Jovane Guissone, Brasil, y el campeón Paralímpico los estaba esperando más que nunca.

Pero con el aplazamiento de Tokio 2020 debido al brote de COVID-19, Guissone ha estado aprendiendo a adaptarse a la suspensión del calendario de competiciones de este año.

Las cancelaciones de una Copa del Mundo y del Campeonato de las Américas fueron duras para digerir, ya que se iban a celebrar en Sao Paulo en marzo y serían clasificatorios para los Juegos Paralímpicos 2020.

Pero el recuerdo de las competiciones pasadas, incluyendo la primera Copa del Mundo celebrada en Sudamérica en 2019, ha mantenido a Guissone en marcha.

"Para mí fue un honor competir en Brasil con mi familia y amigos, ya que también puedo contar con los aficionados brasileños, y eso es maravilloso, escucharles decir mi nombre ayudó mucho".

Surgiendo a través de varios retrocesos


En 2019, Guissone luchó contra la lesión del codo de epicondilitis, pero estaba en plena forma antes de las competiciones de apertura de la temporada.

La estrella local se decepcionó naturalmente cuando se enteró de que no iba a competir.

"Mis expectativas para la Copa del Mundo y el Campeonato [de las Américas] eran grandes porque me centré y creí en el desarrollo de mi juego y en mi persistencia, así que estoy decepcionado con la noticia, aunque entiendo que la salud es importante".

El brasileño tuvo buenas actuaciones en Campeonatos de las Américas con tres medallas de oro consecutivas en la categoría B de florete masculino y también un título de espada que defender de Saskatoon, Canadá, en 2018.

El año pasado también logró un tercer lugar en espada en la Copa del Mundo en su país natal. En su último certamen, se hizo con el oro, también en espada, en Eger, Hungría.

Ahora hay luz al final del túnel para Guissone, ya que IWAS anunció que todas las clasificaciones originales pendientes para los ahora reprogramados Juegos Paralímpicos Tokio 2020 se restablecerán.

Tokio 2020 es importante para Guissone, de 36 años, ya que podría ser su último Juego.

 

"Listo para la batalla"


Sobre el aplazamiento, dijo: "Me preocupaba esta situación porque el virus ya estaba en los países asiáticos y podía propagarse a otros países".

"Cuando escuché la noticia de que el calendario cambiaría, estaba triste por un lado y por el otro estaba tranquilo porque tenemos que pensar siempre en nuestra salud, ahora más que nunca".

Debido a esto, admite: "Mi ansiedad por Tokio es natural, porque siempre hay una gran expectativa por el evento, pero estoy seguro de que estoy psicológicamente listo para el combate!"

Los Juegos serán los terceros de la carrera de Guissone. El esgrimista en silla de ruedas espera recuperar el título de espada obtenido en Londres 2012 después de una decepcionante aparición en Río, donde terminó sexto en sus dos pruebas individuales.

Será una experiencia diferente para Guissone después de haber competido en casa en Río 2016, pero él confía en un evento exitoso: "Creo que con toda la comprensión y sabiduría del pueblo japonés, seguramente será un gran evento y sé que atenderá todas las necesidades del público y de los atletas".

Los Juegos Paralímpicos Tokio 2020 tendrán lugar del 24 de agosto al 5 de septiembre.

El reglamento de clasificación para los próximos Juegos Paralímpicos ha sido actualizado por IWAS y el Comité Paralímpico Internacional, lo que significa que la ventana para que los atletas se clasifiquen se cerrará el 31 de mayo de 2021.

También se abre la posibilidad de que atletas como Guissone compitan en los campeonatos regionales y las Copas del Mundo que IWAS está trabajando para restablecer.