Beijing 2022
Paralympic Winter Games
04 - 13 March

“En próximos Juegos no quiero estar sola”, dice iraní Elaheh Gholi Fallah

PyeongChang 2018 le enseñó a Elaheh Gholi Fallah lo que es posible, ahora quiere compartir esas lecciones en Beijing 2022 13 Mar 2021 By AMP Media I For The IPC

Elaheh Gholi Fallah siempre ha sido una figura inspiradora y desafiante, pero los Juegos Paralímpicos de Invierno PyeongChang 2018 cambiaron todo. 

“Fue cuando comprendí que podemos intentarlo y podemos vivir sin importar la discriminación, la diferencia cultural, la categoría diferente. Podemos estar juntos e intentarlo juntos”, dijo Fallah, que compitió en Para esquí de fondo.  

“Fue una de las mejores experiencias de mi vida”. 

Fallah fue la primera y hasta ahora única mujer iraní en clasificarse para los Juegos Paralímpicos de Invierno. Con discapacidad visual desde los cinco años, debido a un líquido en el cerebro y a un tumor, hace tiempo que se niega a que su discapacidad la defina. Seis meses después de perder la vista, empezó a montar en bicicleta y pronto salió sola, a pesar del comprensible enfado de sus padres. Le siguió el atletismo en la escuela, pero luego llegó el esquí Para nórdico y la oportunidad de cambiar su vida y la de los demás. 

“Me gustaría ser pionera en el esquí para personas con discapacidad visual. Cuando empecé a esquiar, ése era uno de mis objetivos; por ejemplo, crear un equipo de atletas”, dice Fallah. “No me gusta intentarlo solo para mi vida, sino por todos las personas con discapacidad a las que pueda ayudar”.  

Tras iniciarse en el esquí Para nórdico en 2017, los Juegos Paralímpicos llegaron pronto. Fallah terminó undécima en la prueba clásica de velocidad femenina de 1,5 km, pero consiguió cosas mucho más importantes que una simple posición final.  

“Conocí a algunos amigos de diferentes nacionalidades. Aprendí cosas nuevas, nuevas técnicas de esquí, cosas nuevas del deporte, de diferentes culturas”, dijo. “Uno de los entrenadores y atletas alemanes me enseñaron una nueva técnica para esquiar. Realmente se lo agradezco porque me ayudó mucho”.

Y son estas experiencias, estos beneficios, los que quiere compartir, los que pretende compartir.  

“Ahora no quiero estar sola en los próximos Juegos Paralímpicos de Invierno”, dijo Fallah, antes de añadir modestamente: “Creo que hay muchas mujeres mejor cualificadas [para competir] que yo, que son mejores que yo y que pueden tener más éxito que yo. Intentaré encontrarlas y motivarlas para que se unan a nosotros y vengan a intentarlo.

“Si vemos un equipo con discapacidad visual en 2022, realmente será una de las mejores sensaciones de mi vida”.

La Dra. Maryam Shokouhi, directora de asuntos internacionales del Comité Paralímpico de Irán, confirma que tienen dos o tres esquiadoras Para nórdicas con discapacidad visual que confían en que puedan clasificarse para los Juegos Paralímpicos de Invierno Beijing 2022, si consiguen clasificarse a tiempo.  

Aunque la Dr. Shokouhi afirma que solo están “al principio de un largo viaje” con las atletas Paralímpicas de invierno, no hay duda de quién es el líder. Y en 2019, Fallah fue debidamente reconocida con el BP Courage Award por su espíritu pionero, entregado en los premios al deporte y los medios de comunicación del IPC.

“Ese premio me motivó cada vez más”, dijo Fallah. “Es una responsabilidad muy pesada sobre mis hombros, he comprendido que tengo que ayudar a más y más personas con discapacidad iraníes. Tengo que demostrarles que si quieren, pueden”.

Una inoportuna lesión reciente, que requirió una operación y un periodo de recuperación de más de un mes, hace que Fallah no se haya clasificado aún para Beijing 2022. Pero tiene la intención de hacer todo lo posible para consolidar su plaza en los próximos meses y, a la vista de lo que ha conseguido hasta ahora, habría que ser muy valiente para apostar contra ella.  

“Trato de demostrar, no solo de hablar”, dijo. “No de manera formal, sino con mis amigos, con mis acciones”.