Ellie y Emilee hacen planes para Paris 2024

La seis veces campeona Paralímpica de Australia inspira a una niña de 11 años a seguir sus sueños en la natación 09 Jul 2020
By Sascha Ryner | For the IPC

Lágrimas de alegría rodaron por las mejillas de Emilee Pratt, de 11 años, cuando su ídola Ellie Cole entró por su puerta.

Tras haber seguido durante años a la seis veces campeona Paralímpica de natación en Instagram, Pratt ya estaba en la luna cuando Cole la siguió después de que apareciera en un programa de la televisión australiana en un segmento sobre niños con discapacidad.

"Es una historia divertida la forma en que nos conectamos por primera vez", dijo Cole. "Emilee estaba en ABC Insight, y luego la vi de nuevo en Instagram. Ella ya se estaba haciendo viral, pero verás, cada vez que veo una foto de un niño con una pierna, siento que tengo que darle un me gusta a la foto".

La mejor parte de ser Paralímpica es ver cuánto podemos inspirar a los niños con discapacidad para salir y seguir sus sueños

Después de escuchar la emoción de Pratt sobre su nueva amigo de Instagram, sus padres fueron un paso más allá para ayudar a inspirar el camino de su hija hacia los Juegos Paralímpicos invitando a Cole a tomar el té de la tarde.

"Alrededor de la misma época en que seguí a Emilee en Instagram, Swimming Australia recibió una solicitud de sus padres, preguntándome si alguna vez consideraría la posibilidad de conducir hasta su casa para conocer a su hija", dijo Cole.

 

Sin dudarlo, ella dijo que si.

"Cuando tenía esa edad, casi no veía a nadie en la televisión como yo, y mucho menos conocía a mis ídolas, así que aproveché la oportunidad", dijo Cole.

"Recuerdo lo difícil que era ser diferente, y las personas con discapacidad no eran realmente celebradas en ese entonces".

"Así que pensé que hacer esto ayudaría a Emilee a continuar su viaje para nadar en los Juegos Paralímpicos".

Consejos de natación

La mejor parte para la campeona Paralímpica no fue sólo conocer a los Pratt, sino trabajar con su madre para darle la mejor sorpresa de su vida. 

"La madre de Emilee me dijo que le enviara un mensaje de texto cuando estuviera a cinco minutos de distancia para que pudiera filmar nuestro encuentro por primera vez", dijo Cole.

"La oí decir: Emilee, ¿puedes abrir la puerta?"

"Fue tan emotivo. No pude abrazarla por el coronavirus, pero fue tan agradable pasar el rato con ella. Ella me mostró su ruta de carrera y todas sus piernas, y me enseñó cómo jugar Minecraft y cómo matar a un dragón".

La tres veces Paralímpica también dio a Pratt y a su familia algunos consejos que sin dudas seguirá para asegurarse de alcanzar los estándares Paralímpicos para París 2024. 

"Su abuelo es su entrenador en este momento, así que estaba allí y me hizo un montón de preguntas sobre lo que hago en los entrenamientos. Ella quiere seguir y hacer todo lo que pueda para lograr sus sueños", dijo Cole.

"Me impresionó tanto la dedicación de Emilee al deporte. Ella quiere ir a París. En su dormitorio, hay cosas de París por todas partes. Tiene fotos de la Torre Eiffel, fotos impresas del logo, realmente quiere ir".

"Tengo tanta confianza en esta chica. Estén atentos a Emilee, ¡competiremos contra ella en 2024!"

 

De vuelta en la piscina de cara a Tokio 2020

Pero ahora mismo, el enfoque de Cole es Tokio 2020. Con las restricciones impuestas por la pandemia de COVID-19 empezando lentamente a disminuir, la nadadora está de vuelta en su entorno favorito.

"Estuve ocho semanas fuera de la piscina para la mayoría de nosotros, y te diré qué; nunca más daré por sentado la natación o el entrenamiento.  Estoy realmente agradecida por cada momento en el agua", dijo Cole.

Entrenando junto a las olímpicas australianas Cate y Bronte Campbell, Cole dijo que también se sentía agradecida por su tiempo libre, después de sufrir dos fracturas acetabulares sólo dos semanas antes de que comenzara el encierro.

"Me sigue doliendo la cadera, pero eso significaba que podía tener siete semanas sin mi prótesis y fuera del agua, sin el temor de que me retrasara en mi entrenamiento", dijo.

Sin embargo, la tres veces Paralímpica sigue siendo positiva y espera con interés los Juegos del próximo año en Japón.

"Todo ha estado completamente fuera de nuestro control. Nadie podría haber imaginado lo que pasaría con el coronavirus", dijo Cole.

"Pero dada la inconsistencia del entrenamiento y que cada país ha estado en una posición completamente diferente, Tokio debería ser unos Juegos muy interesantes".