Alice Tai lista para enfrentarse al mundo

La campeona mundial usa el encierro para pasar el tiempo con su familia y su novio mientras hace planes para Tokio 28 May 2020
Imagen
A woman wearing glasses showing her gold medal
Alice Tai fue una de las estrellas de Londres 2019 ganando siete medallas de oro
ⒸPaul Gregory for World Para Swimming
By Mary Barber | For World Para Swimming

Alice Tai estaba sentada fuera de un café con el nadador italiano Simone Barlaam en Milán cuando un extraño la reconoció y le dijo "hola".

Aunque la pareja está conformada por dos estrellas de la Para natación, con 14 oros en el Campeonato Mundial 2019 entre ambos, Tai se sorprendió. Rara vez se la reconoce en su propio país, Inglaterra, y mucho menos en Italia.

"Pensé, tal vez, que Simone la conocía, pero no fue así", dijo la campeona Paralímpica, quien vive gran parte fuera de los focos como estudiante universitaria en Londres. "Un tipo me reconoció en Starbucks, pero ese ha sido el único otro caso en el que ha sucedido cuando no estoy haciendo una aparición en un evento".

La falta de cobertura de los medios de comunicación en los Para deportes es a menudo la razón por la que los atletas de élite pueden vivir bajo el radar del público en general. Una situación que podría haber cambiado para Tai este año si los Juegos Paralímpicos Tokio 2020 no se hubieran pospuesto debido a la pandemia de COVID-19.

La joven de 21 años ya era vista como una potencial estrella de los Juegos, después de sus destacados logros en el Campeonato Mundial de Londres el pasado septiembre.

Ganó siete medallas de oro en 50 y 100 metros libres, 100 metros espalda, 100 metros mariposa y 400 metros libres, todos en la clase S8, y 100 metros relevos libres y 100 metros relevos medley.

Tai, quien también ganó la medalla de oro en Río de Janeiro en 2016 y es cinco veces campeona de Europa, recibió varios premios prestigiosos, entre ellos el de Atleta del Año de British Swimming.

Pero su reacción inicial cuando le dieron la noticia también fue de sorpresa.

"Fue realmente surrealista. Todos los premios que recibí a cambio de eso sentí que no los merecía. No dejaba de pensar que no era yo. Era casi como si no hubiera caído por el nivel de mis logros", admitió.

"En una ceremonia, estaba en una sala con algunos de los más grandes héroes deportivos de la historia, estaba la leyenda de la natación Mark Spitz, y yo estaba como ¿qué está pasando? Sólo soy Alice de Bournemouth".

Antes del cierre en marzo, Tai se entrenaba para las pruebas clasificatorias de Tokio. Todas las piscinas y gimnasios de su país están cerrados debido al coronavirus.

Pero el brusco parón de su agenda trajo beneficios inesperados: significó que podía pasar más tiempo con su novio, Barlaam.

Viendo a Simone

La pareja, quienes fueron votada como la mejor nadadora y el mejor nadador del Campeonato Mundial 2019, han estado saliendo por casi un año, pero el entrenamiento los mantiene separados.

"No nos vemos muy a menudo", dijo Tai. "Normalmente una o dos veces cada dos meses durante un fin de semana. Yo volaré a Italia o Simone volará a Inglaterra, pero nuestra relación a larga distancia definitivamente ha valido la pena".

Fue en uno de sus viajes a Milán que fue reconocida fuera del café.

Después del aislamiento en Italia, Barlaam voló a Gran Bretaña para estar con Tai en su casa familiar en Bournemouth. Estudia neurociencia en Londres, pero después del brote de COVID-19 regresó para estar con su padre Steve, un especialista en informática, su madre Angela, una profesora, y su hermano menor Christian.
 
Barlaam se quedó varias semanas hasta que regresó a Milán, donde estudia ingeniería mecánica.

"Fue el tiempo más largo que estuvimos juntos", dijo Tai. "Planeábamos hacerlo después de Tokio, así que fue muy agradable tener un poco de tiempo ahora antes de prepararnos de nuevo para los Juegos Paralímpicos. Lloré cuando Simone reservó su vuelo de regreso a Milán".

La pareja, que se conoció en el Campeonato Europeo Dublín 2018, descubrió durante el encierro que compartían un interés inusual.

"Descubrí que ambos dirigíamos clubes de origami en la escuela, lo cual es algo aleatorio", dijo Tai.

También aprendieron nuevas habilidades, algunas más exitosas que otras. La exestudiante de música, quien está en una banda, Blush, trató de enseñarle a Barlaam a tocar la guitarra.

"Está progresando lentamente", bromeó. Principalmente, ellos disfrutaron cocinando. "Cocino muchos platos asiáticos, ya que mi padre es chino y Simone nos hizo una lasaña, que estaba muy buena, y horneó galletas con mi hermano".

View this post on Instagram

miss you

A post shared by Alice Tai MBE (@alice__tai) on

Remar desde casa

Para mantenerse en forma, Tai, quien admite que "realmente extraña la natación", probó la máquina de remo de su padre. Nunca había remado antes y se contactó con la remera británica y campeona Paralímpica Lauren Rowles para pedirle consejo.

"Me envió sesiones de entrenamiento para hacer, lo cual me encanta", dijo Tai.

También hace un circuito de entrenamiento en el jardín, lo que ha incluido ponerse una camiseta mientras hace una parada de manos. Su rutina diaria la ha mantenido física y mentalmente motivada durante el encierro.

"Tienes que tener una rutina, de lo contrario los días se fundirán unos con otros. Es bueno encontrar un hobby o algo que te interese, así como permanecer activo y contactar con amigos y familiares", añadió.

Tai habla con su entrenador en Ealing cada semana. También mantiene un contacto regular con Barlaam a pesar de estar a 1.400 km de distancia. Ellos organizaron un Instagram Live Take Over en World Para Swimming durante el encierro.

Ahora esperan competir en los Juegos Paralímpicos de Tokio el año que viene. Tai, quien comenzó a nadar de niña después de múltiples operaciones en sus pies, admitió que estaba contenta de que los Juegos fueran pospuestos.

"El mundo no está en un gran momento para celebrar un evento deportivo masivo... ...pero el próximo año será muy especial estar en el equipo de Tokio. Tener una medalla sería aún más especial, pero estaría feliz con estar en el equipo".
 
Tenía 15 años cuando ganó el oro en los Juegos Paralímpicos de Río en el relevo de 4x100m.

"Recuerdo que el ambiente en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos era increíble. Ves a la gente que has idolatrado, y están en el comedor de al lado".

El año que viene en Tokio, la galardonada Para nadadora "Alice de Bournemouth" será sin dudas reconocida también.