Frederique Turgeon vuelve a aprender a esquiar en una pierna para llegar a la cima

"Tienes que creer que eres el mejor para convertirte en el mejor" 10 Jul 2020
Imagen
A female Para alpine skier competing on one leg
Frederique Turgeon en una Copa del Mundo en Italia
ⒸLuc Percival for World Para Snow Sports
By Lena Smirnova | For World Para Snow Sports

Eran las mismas montañas, la misma nieve y las mismas disciplinas de esquí a las que había que enfrentarse, pero cuando Frederique Turgeon salió a las pistas por primera vez después de romperse una pierna, la esquiadora sintió como si volviera a aprender desde cero el deporte que había practicado desde su infancia

La canadiense tuvo que aprender a esquiar de una nueva manera, esta vez en una pierna, ya que el riesgo de lesión descartaba el esquí con ambas extremidades inferiores. 

Ahora, después de varios años desafiantes, la joven de 21 años está cosechando las recompensas por su tenacidad.

Turgeon ganó tres medallas en su debut en el Campeonato Mundial 2019 y dos meses más tarde terminó la temporada de la Copa del Mundo con el título general de slalom en la clase de mujeres de pie. En la acortada temporada 2019-20, obtuvo dos cuartos lugares en las tres etapas de la Copa del Mundo en las que corrió.

Esquiando 101

No confiar en la fuerza de la parte inferior del cuerpo es algo a lo que Turgeon está acostumbrada desde que era una niña. Nació con una deficiencia congénita femoral, su pierna derecha es 50 por ciento más corta que la izquierda, por lo que se ha centrado en equilibrar eso con una fuerte parte superior del cuerpo.

"Cuando eres una niña y tienes una pierna mala, si te subes a un árbol o algo así, tienes que usar la parte superior de tu cuerpo y no las piernas", dijo. "Siempre he sido muy fuerte en la parte superior del cuerpo y la parte inferior era mi debilidad".

View this post on Instagram

I didn’t want to post about my world cup season kickoff because I wasn’t sure how I felt about it at first. I finished in 4th place twice and got a couple of DNFs from either falling 2 gates before the finish line, straddling a gate with one ski only (lol) or even breaking my bar off of my slalom helmet right out of the start 🥴. But after reflecting on it, I find myself being encouraged with all of these mishaps. I trust the process and I won’t beat myself up with negative thoughts. I’m actually learning so much, so fast, which is only showing me how much more there is to work on and how quickly I could get to where I want to be. My goal this year is to get two fast, solid and aggressive runs in a row and when it’ll happen, it’ll honestly be one of the most satisfying moments of my career. Thank you to all my sponsors for their support. And thanks @lucpercivalphotography for these pictures. #worldcuprebels #andioop

A post shared by Frederique Turgeon (@fredturgeon) on

Turgeon compitió por primera vez en el Para esquí alpino en ambas piernas, usando una prótesis, hasta que se rompió la pierna derecha en un accidente a finales de 2013. Como la extremidad era ahora más sensible y había un alto riesgo de agravar la lesión, se le aconsejó a Turgeon que se adaptara a esquiar en una sola pierna.

Pero cuando regresó a las pistas en la temporada 2014-15 después de un año de descanso del deporte, Turgeon luchó por igualar su ritmo anterior.

"Fue un gran ajuste porque estás acostumbrada a esquiar en dos piernas y luego alguien dice: 'Oh, esquía en una pierna'", dijo. "Crees que tus piernas son fuertes hasta que esquías en una pierna y luego haces cuatro vueltas y tienes que parar porque es realmente agotador".

El cambio fue tan drástico que Turgeon dijo que habría dejado el deporte si no fuera por su compañero de Para esquí alpino Thomas Walsh de EE.UU. que la motivó a permanecer en el circuito.

"Iba a dejarlo pero me convenció de que no lo hiciera sin saber que lo estaba haciendo", dijo Turgeon. "Ese año ganó una Copa del Mundo y yo estaba como, 'Se ve increíble. Yo quiero imitarlo', y cuanto más hablaba con él, más me convencía de continuar y empujarme a mí misma para lograrlo y estoy agradecida por esto".

View this post on Instagram

The Pyeongchang Paralympic Games are officially over! What an opportunity it was to represent Canada these past couple of days. I used to dream about this when I was a kid, so to have achieved this goal already is crazy. Canada ended up with a total of 28 medals, which is a new record (not bad eh?). As for my personal performance, well... it could’ve went better but i’m still very happy with my skiing. I prefer not leaving anything on the hill and really go for it, no matter the risks that i’m taking doing so. The beauty behind all of this is that, eventually, i’ll learn how to manage everything at once, which will lead me towards a podium - I believe. It’s not over y’all. This is just the beginning and there’s so much to look forward to. Im so excited for what’s coming up. 😁🇨🇦 #greatnessisrare #pyeongchang2018 #proudparalympian

A post shared by Frederique Turgeon (@fredturgeon) on

La mente en una pista

Turgeon no sólo igualó el logro de Walsh de ganar una carrera de la Copa del Mundo, sino que también se llevó el título general de slalom la temporada pasada. Fue el único Globo de Cristal en la clase de mujeres que no fue para la superestrella francesa de esquí Marie Bochet.

La esquiadora canadiense atribuyó su fabulosa temporada a un entrenamiento personalizado dirigido a fortalecer su pierna de esquiadora.

"El mayor problema conmigo es que no entrené tanto al principio, por lo que encontré que era realmente difícil esquiar y hacer una carrera completa en una pierna", dijo Turgeon. "No tuve la fuerza para hacerlo. Era difícil mental y físicamente lidiar con todo eso".

Su otro superpoder es su mentalidad positiva.

"Tienes que creer que eres la mejor ahí fuera para convertirte en la mejor", dijo Turgeon. "Si piensas que tu carrera fue buena y crees que eres la mejor, y llegas a la línea de meta del recorrido - si lo piensas, te convertirás en la mejor eventualmente."

"Es sólo un aspecto mental y creo que en un atleta, es 50 por ciento mental, 50 por ciento físico. El poder de la mente es una locura. Si lo entrenas bien, lo lograrás", añadió Turgeon.